La tarde de reyes.

imgres

Estaba, como todos los días, a la misma hora, sentado en el mismo banco. En la misma zona del parque, justo la más alejada de la puerta, pero la más cercana al pequeño lago.

Desde crío, le había gustado mirar el agua, su calma, así como ver llegar a los pájaros y beber en la orilla.

Eran sus mejores recuerdos, aquellos que le llevaban a su niñez, en el mismo parque, los mismos arboles, el mismo lago…. Sus recuerdos eran su tesoro.

Habia perdido el resto, su compañera, quien hubiera permanecido en su vida desde siempre, dijo adiós una tarde de noviembre. Sencillamente se apagó. Lucho hasta apagarse, mientras sus ojos se despedían hasta siempre….

Su debut en la navidad en solitario, solo le producía mas nostalgia.Echaba de menos muchas cosas, muchos recuerdos se amontonaban… muchas vivencias. Para  colmo no podia entregar a sus nietos los juguetes, estaban demasiado lejos…..

De repente sintió frío. No restaba mucho para que oscureciese. No quedaba mucho para que los reyes magos iniciaran su tarea en el manejo de la ilusión.

Caminando con la dificultad que su edad le regalaba, busco su estrella, la que seguir para dejar sus regalos….. sin saber como ni donde.

NONO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s